POR LEY: NO MÁS ABUSOS A PASAJEROS DE AEROLÍNEAS

Ciudad de México.- En Comunicado de Prensa, el Senado de la República aprobó multas de hasta 377 mil 450 pesos a las aerolíneas, además de indemnizaciones a los usuarios  por la sobreventa de boletos, retraso o cancelación de vuelos.

El senador por Guanajuato, Fernando Torres Graciano, destacó ante el pleno la iniciativa en materia de puntualidad aérea, impulsada por el diputado del PAN Miguel Ángel Salim Alle.

“Reconozco el esfuerzo de nuestros compañeros Colegisladores, ya que las modificaciones representan un avance importante en la protección de millones de usuarios del servicio público de transporte aéreo, contribuyendo a su vez a la mejora en su calidad”,

declaró el senador Fernando Torres Graciano en tribuna.

La propuesta busca ampliar los derechos de los usuarios aéreos y por primera vez, habrá una Ley en México para sancionar los vuelos demorados.

Entre 2010 y 2016, las aerolíneas mexicanas pasaron de transportar 49 millones a 81 millones pasajeros –según registros de la Cámara Nacional de Aerotransportes CANAERO-, lo que ha permitido que brinden un mejor servicio a menor costo. Sin embargo, la legislación vigente quedó rezagada en perjuicio de los pasajeros.

En caso de demoras en los vuelos, cuando ésta sea responsabilidad de la aerolínea, el dictamen establece  que las aerolíneas deberán difundir a través de folletos o de manera electrónica, los derechos de los usuarios y las atribuciones de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).

Se obligará a las aerolíneas a publicar en el área de abordaje las razones por las que los vuelos han sido demorados, a fin de que el usuario esté informado con exactitud de lo que ocurre.

Si la demora es de entre dos y cuatro horas, la aerolínea deberá pagar una compensación del 7.5 por ciento del costo total del vuelo y, adicionalmente, tendrá que proporcionarles a los usuarios un refrigerio por la espera.

Sin embargo, si la demora excede las 4 horas los pasajeros podrán solicitar el reembolso del boleto o la reprogramación del vuelo; adicionalmente se establece una compensación de, por lo menos, el 25 por ciento del precio total del boleto.

Las aerolíneas deberán notificar al pasajero, por todos los medios a su alcance, las modificaciones al itinerario con al menos 24 horas de anticipación, con el propósito de que cuente con mayor tiempo para decidir sobre nuevas opciones de viaje.

Los dictámenes correspondientes a las iniciativas fueron turnados al Ejecutivo para su publicación.