EDITORIAL

Conflicto de Intereses

Estimados lectores, con esta primera edición, empezamos una nueva era de la comunicación, del intercambio de opiniones entre el público lector y este medio que esperamos sea un vínculo genuino que nos identifiquemos para planear los problemas reales que vive la ciudadanía y las nuevas autoridades, que son una nueva versión, con planes y programas aún desconocidas, pero que de acuerdo a la campaña política de este presidente del ayuntamiento, el señor Mauro Gutiérrez, firmó sus compromisos ante notario, por ello estaremos atentos al desenvolvimiento de sus actuares, para ver hasta dónde llega su compromiso con la ciudadanía, hasta qué punto rompe con la pasada administración e inicia una nueva con nuevos puntos de vista del progreso de este municipio, como y bajo que mirada planea el San Felipe del siglo XXI.

Pero esa nueva mirada debe seguírsele también con una nueva mirada de la información pública, que no lleve el sesgo del conflicto de intereses, que sea otro ángulo de la información y que mejor que éste, que no hay compromisos de origen, lo cual puede dar una garantía de imparcialidad, el visto de una actuación sin que se sospeche de un “darle vuelta” al asunto para encubrir mediante la palabra hueca, el fondo del problema.

Sabemos que es difícil ser parte del problema y parte de la administración, pero esta debe ser transparente, como se planteó desde el inicio y para bien del pueblo de San Felipe, que así sea.

Lo que ocupa al presente medio de comunicación es que las cosas se vean y se digan como son realmente, sin sesgos de ninguna especie, porque si los hay, entonces hay un vicio de origen que deslegitima la información, esta actitud es lo que mueve este informativo.

La congruencia es un valor de la democracia y por ello debemos estar presentes como la voz del pueblo, por eso les brindaremos la mejor y mayor información posible sin vicios de origen, solo lo que se hace y como se hace.

Cuánto vale la verdad? La objetiva, sin encubrimientos, sin a medias; simplemente no puede tasarse, pues por eso mismo, estaremos presentes por no estar de acuerdo con información única, porque la democracia se construye, se alimenta, se cultiva,  con múltiples reflexiones, criticas, orientadoras de opinión, pero siempre con apego a la verdad.

Como saber si se está en lo cierto la acción de una autoridad,  si la fuente de la información solo  es una; luego, es más que necesaria otra y otras visiones, que aunque la misma realidad, siempre habrá algo que obstruya la correcta interpretación del mismo hecho.

Este equipo editorial está bien convencido de que las múltiples voces hacen mejor a una sociedad, la hacen más transparente, mas evolutiva, mejor y si no tiene vicios de origen, mucho mejor, esto nos califica como una buena propuesta.

Pues bien, público en general, estaremos a sus órdenes para lo que crean más conveniente en aras de la verdad.

 

El equipo editorial